Pisos laminados: composición y particularidades

Los pisos laminados se consolidan como una buena opción para adaptarse al suelo del hogar, de una empresa, de un centro muy transitado… asegurándonos que siempre se van a encontrar en las mejores condiciones, tanto de estética como de estructura.

Composición

El piso laminado está compuesto de 4 capas: capa de protección, de diseño, el núcleo interno y el respaldo.

Capa de protección

Esta capa es transparente y está ubicada en la zona superior; tiene la particularidad de proteger el suelo de manchas, además, evita la decoloración que puede surgir por el paso del tiempo y la acción directa de los elementos del entorno.

Capa de diseño

La capa de diseño es la que le confiere la estética al suelo. En realidad, no es más que una impresión que recrea el aspecto de la madera, cerámica, ladrillo, piedra o cualquier otro material.

Núcleo interno

El núcleo interno está fabricado con fibra de alta densidad que le ayuda a resistir la humedad y tiene una buena capacidad de aislamiento acústico.

Respaldo

Finalmente tenemos la capa de “respaldo” que está diseñada para crear una barrera contra la humedad. Su principal particularidad es proteger al suelo de que se produzca una deformación en él.

Características de los pisos laminados

Decoración: Los pisos laminados son decorativos y funcionales; se adaptarán muy bien a cualquier espacio, ajustándose a la estética que pretende conseguir el usuario. Están destinados a cubrir desde pequeños espacios, hasta grandes dimensiones.

Limpieza sencilla: Son muy sencillos de mantener, aunque esto no quiere decir que nos olvidemos de hacerlo. En el momento en el que aparezca alguna mancha, por lo general bastará con pasarle un trapo húmedo. Sin embargo, no debería de estar muy húmedo, ya que esto podría afectar a su composición. No se deberían de usar ni aceites ni otros productos de limpieza, a no ser que el fabricante los recomiende.

Resistencia: Aunque si bien es cierto que la duración dependerá del cuidado que se le dé, puede aguantar más de 15 años sin problemas (los expertos aseguran que puede llegar a los 25 años). Tienen buena resistencia a los arañazos o a cualquier tipo de rasguño que se pueda originar. El brillo se conservará durante mucho tiempo.

Propiedades antiestáticas: Estos suelos están pensados para eliminar la electricidad estática del suelo. Los pisos laminados, por definición, generan un tipo de carga estática, aunque suele ser muy reducida. Sin embargo, gracias a los modernos materiales que podemos encontrar ahora mismo en el mercado, esta carga se ha eliminado casi por completo.

Instalación sencilla: Además de todo lo anterior, su instalación es relativamente sencilla; sin embargo, si no entendemos cómo hacerlo, o no tenemos los conocimientos suficientes, la mejor opción es ponerse en contacto con un profesional para que se encargue de ello. El coste será mínimo por lo que merece la pena.

Estas son las principales características de los pisos laminados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies