Consejos para lograr un buen Feng Shui en el hogar

Tener un buen Feng Shui significa atraer toda la energía positiva del universo y verla fluir a lo largo de todo el espacio. Sin embargo, no es tan sencillo como muchos piensan, pues para ello hay que cumplir con ciertos principios básicos.

En esta ocasión, queremos mostrarte lo que implica tener un buen Feng Shui, para que seas capaz de recrearlo y llenar tu hogar de la mejor energía.

¿Qué es el Feng Shui?

Consiste en un arte milenario creado por la cultura china, que busca lograr el equilibrio de la energía vital mediante la distribución del espacio y el manejo de los 5 elementos: tierra, fuego, metal, madera y agua. Es una técnica que puede aplicarse no solo a los hogares, sino también a las oficinas y a cualquier otro lugar, mejorando el diseño, la arquitectura y el ambiente en sí mismo.

Cómo lograr un buen Feng Shui en tu hogar

La energía en el exterior

Si vives en un callejón cerrado o cerca de una estación de tren, quizá sea más complicado crear un buen Feng Shui. Sin embargo, tener un pequeño jardín puede ayudar a que la energía fluya mejor.

El flujo energético en tu puerta principal

Un hogar con un buen Feng Shui siempre tiene un flujo energético suave pero abundante en su puerta principal, esto se logra al despejar la entrada y hacerle algunos mimos de vez en cuando.

Un ambiente acogedor en tu entrada principal

La entrada principal debe dar la sensación de recibimiento y transmitir una buena energía. No solo cuentan el orden, la limpieza y el equilibrio en los elementos, sino también la distribución de los espacios. Por ejemplo, si tienes el baño justo al lado de la entrada principal o la puerta de entrada está alineada con la puerta del patio trasero, la energía que entra saldrá inmediatamente. La idea es que toda energía fluya a lo largo de las habitaciones, sobre todo hacia la cocina y los dormitorios.

Calidad de energía en la trinidad del Feng Shui

Los espacios más importantes a la hora de trabajar con esta técnica son la cocina, el baño y el dormitorio. Estas áreas deben estar siempre despejadas, limpias y llenas de energía fluida y positiva, pues de ellas dependerá el ambiente en el resto de la casa.

Energía pura y renovada

Para atraer la prosperidad y la abundancia, debemos hacer a un lado los objetos sucios, rotos e inservibles, pues estos solo estancan la energía y atraen más de lo mismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies