Cómo ahorrar para tener presupuesto para las reformas en casa

Un hogar no se termina nunca, siempre quedan cosas por mejorar o arreglar. Ya sea que simplemente te has cansado de cosas viejas o accesorios, necesitas más espacio, o deseas actualizar tu casa para aumentar un hipotético valor de reventa, la planificación de cómo lo vas a hacer para ahorrar suficiente para afrontar estas mejoras para el hogar es tan importante como tus ideas de diseño de casa. Sigue leyendo y te daremos grandes consejos sobre cómo ahorrar ese presupuesto para tu próxima renovación. Asegurándote de que conseguirás llegar al ahorro que necesitas, y evitando sorpresas desagradables.

Invertir sabiamente

Cualquier mejora realizada a tu casa durante el curso de la propiedad cuenta para su valor total, y debe ser considerada como parte de la inversión realizada desde su compra inicial. Antes de comenzar, asegúrate de que la reforma va a añadir valor real a su casa y que mejora lo que hay, de esta manera podrás recuperar gran parte de este dinero si algún día te decides a vender.

Presupuesto realista

Determina la cantidad de dinero que realmente tienes a tu disposición, incluyendo cualquier ahorro y crédito. En cuanto a las hipotecas o préstamos, calcula cuánto supondra a tu presupuesto mensual para asegurarte de que podrás afrontarlo sin ver tu economía demasiado ahogada, y ten en cuenta los intereses para tener una idea más real del costo total de la inversión.

Negocia bien tu proyecto

Si planeas trabajar con un diseñador o contratista general, habla con ellos para tener una idea clara del gasto real que supondrá el proyecto, además así podrás concretar mejor los detalles de la reforma. Asegúrate de añadir al menos un 10 por ciento de más al presupuesto para cubrir gastos inesperados o imprevistos.

Negocia tu proyecto de mejora con varios contratistas o decoradores ya que así podrás valorar diferentes propuestas y quedarte con la que consideres más adecuada teniendo en cuenta tu presupuesto. Investiga un poco por Internet para encontrar referencias a trabajos previos de cualquiera de ellos, así tendrás alguna garantía extra a la hora de confiar en su trabajo.

Sé Flexible

Es probable que necesite hacer algunos ajustes en su diseño original para mantenerse dentro de los parámetros de su presupuesto y para mantenerse en línea con el valor de las otras casas en su vecindario. Pregúntese lo que puede y no puede vivir sin, y lo que puede ser capaz de cambiar en el camino, cuando más dinero se vuelve disponible.

Usa tus propias habilidades

Es posible que puedas reducir el precio total de las reformas realizando parte del trabajo tú misma. Si te gusta pintar, eres buena con el bricolaje o tienes conocimientos de fontanería, ahorrarás un dinero que podrás gastar luego en futuras modificaciones. También es buena idea buscar y comparar diferentes precios a la hora de comprar los materiales,  ya que muchas veces podremos ahorrar bastante si tenemos un poco de ojo.

Nosotros te damos nuestro propio consejo si eres de España y vas a hacer reformas en Málaga o reformas en Bilbao.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies